Páginas

lunes, 26 de noviembre de 2012

MI PLE NO ES TU PLE


ENFOQUES


Aún recuerdo cuando hace cuatro años nuestra profesora de TIC (Linda Castañeda) nos pidió dibujar nuestro PLE - ¿qué?, ¡eso es muy difícil!, no podemos, ¿a mano?, ¿cuánto tiempo nos das?, ¿y eso para qué sirve?...- muchos en aquel entonces no entendimos el significado de aquella tarea, e incluso el propio concepto de PLE se mantenía en el “lado abstracto de las cosas”, cosas que tienes más o menos claro para que sirven o lo que son, o al menos lo que no son, pero que te faltan palabras en tu vocabulario para poder definirlas.

Evidentemente aquel primer PLE, visto desde la distancia de cuatro años y de descubrir un mundo que me apasiona (de nuevo nos encontramos con esta palabra), me parece hoy un sencillo esquema en el que se reflejan aquellos “lugares” en los que  “cogía” información, en los que leía, buscaba, pero que apenas utilizaba para interactuar, compartir, generar o reflexionar. Un comentario realizado por una compañera acerca de una herramienta que aparecía en su PLE (MrWong) y que ni se acordaba para lo que servía, dudaba si alguna vez lo utilizó, me hizo pensar que realmente es necesario que cada persona encuentre la herramienta que prefiere utilizar entre un conjunto de herramientas posible, debemos ser nosotros los que construyamos nuestro propio entorno Personal de aprendizaje  adaptándolo a las necesidades que nos van surgiendo, a nuestro propio estilo de aprendizaje e incluso a nuestras preferencias con determinadas herramientas y dispositivos (Truss, D. 2012), es cierto que aquel primer PLE surgió después de la realización de un sin fin de prácticas en los que descubrimos muchas nuevas herramientas. Como vemos nuestro PLE no debería ser una construcción estática sino que va creciendo con nosotros, o en ocasiones decreciendo.

Es importante dejar claro, desde que posición estamos reflexionando entorno a este concepto, (muchos son los debates que se han realizado y se siguen realizando al respecto) que el PLE no es una herramienta, ni un entorno, sino que se trata de un enfoque pedagógico del aprendizaje (Castañeda, L. 2012), es decir si miro mi PLE he de poder ver, cómo aprendo, en que contextos aprendo, con quién aprendo y haciendo qué cosas.

Para organizar mi Entorno Personal de Aprendizaje, después de aquel primer intento, me fue muy útil el siguiente esquema (Castañeda, L. 2012):

1º Dónde accedo a la información. LEER.
2º Dónde modifico la información. REFLEXIONAR.
3º Dónde me relaciono con otros (PLN. Personal Learning Network). COMPARTIR.
·      A través de objetos que compartimos.
·      A través de experiencias que compartimos.
·      A través de relaciones personales que establecemos.

El ejercicio de revisar mi PLE, o al menos ser consciente del mismo, me ha permitido tener también mucho más claro cuál ha sido mi proceso de aprendizaje sobre todo en lo concerniente a cuestiones sobre educación y tecnología, si bien es cierto que mi primer PLE lo configuraban herramientas que me facilitaron en el proceso de aprendizaje de una materia en concreto, su evolución no se fija tanto en las tecnologías o herramientas, sino en la forma de entender un proceso de aprendizaje, de interactuar con las mismas, y de asimilar que también se incluyen en el mismo aquellos espacios o estrategias del mundo presencial.

Siempre he tenido claro que existían multitud de entornos dónde se producían aprendizajes muy valiosos, pero la Red, la Internet potencia esa vía de acceso a multitud de aprendizajes que algunos denominan invisibles. Una de las funciones de los educadores sociales hace referencia explícita a la generación de contextos de aprendizaje, esa idea me parece muy valiosa a la hora de entender las potencialidades que tiene el uso generalizado de PLEs, de este nuevo enfoque, en los procesos de enseñanza – aprendizaje.

Los entornos Personales de Aprendizaje han llegado para quedarse, no son, como decía al principio una herramienta de moda, ya el año pasado en la edición K12 del Horizon Report (Alvarez, D. 2012) aparecía como una de las “tecnologías educativas” de impacto para los próximos 4-5 años, y que desde muchas organizaciones (tanto formales como no formales) apostarán por este tipo de enfoque del aprendizaje.  Se trata de aunar la competencia digital y la competencia de aprender a aprender, esto también tiene mucha relación con el aprendizaje invisible del que nos hablan Cristobal Cobo y Jhon Moravec, un aprendizaje que se convierte en un espacio libre para la reflexión, la posibilidad de participar en comunidades de aprendizaje y/o práctica junto con otros profesionales, remixar formas de aprender que incluyen continúas dosis de creatividad, innovación, trabajo colaborativo así como nuevas formas de traducción del conocimiento.

En una sociedad basada en el conocimiento que cada vez más nos exige un aprendizaje continuo a lo largo de toda la vida, este tipo de enfoques resultan realmente interesantes y útiles. La red nos ofrece hoy en día multitud de gigantescos escenarios de aprendizaje informal, nuevas oportunidades para el aprendizaje, para estar informados de las últimas novedades e innovaciones en nuestro campo, intercambiar opiniones con otros profesionales de tu ámbito, enriquecer mucho más nuestras aficiones con la participación en comunidades, aprender construyendo, aspecto que sin duda a mi me ha ayudado a mejorar mi rendimiento como alumna de Educación Social, y a poder reforzar mis redes profesionales.







Bibliografía:

1. Truss, D. (2012). Transformative or just flashy educational tools? Consultado el 13 de noviembre de 2012. http://teacherswithapps.com/david-truss-transformative-or-just-flashy-educational-tools/ 

2. Castañeda, L. (2012). Muswhare educativo. Reflexiones sobre PLES: una mirada atrás antes de seguir caminando. Consultado el 12 de noviembre de 2012.  http://lindacastaneda.com/mushware////index.php

3. Castañeda, L. (2012). Televisión de la Universidad de Murcia. Introducción a los PLES. Consultado el 14 de noviembre de 2012. http://tv.um.es/video?id=39601

4. Alvarez, D. (2012). E-aprendizaje. Los PLE en el marco europeo de Competencias Digitales. Consultado el 13 de noviembre de 2012. http://e-aprendizaje.es/2012/03/05/los-ple-en-el-marco-europeo-de-competencias-digitales/

5. Johnson, L., Adams, S., and Haywood, K., (2011). The NMC Horizon Report:2011 K-12 Edition. Austin, Texas: The New Media Consortium http://www.nmc.org/pdf/2011-Horizon-Report-K12.pdf

6. Adell Segura, J. & Castañeda Quintero, L. (2010) “Los Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs): una nueva manera de entender el aprendizaje”. En Roig Vila, R. & Fiorucci, M. (Eds.) Claves para la investigación en innovación y calidad educativas. La integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y la Interculturalidad en las aulas. Stumenti di ricerca per l’innovaziones e la qualità in ámbito educativo. La Tecnologie dell’informazione e della Comunicaziones e l’interculturalità nella scuola.Alcoy: Marfil – Roma TRE Universita degli studi.

7. Adell, J. Edu&Tec el sitio web de Jordi Adell. PLE BCN Conference. Consultado el 15 de noviembre de 2012.  http://elbonia.cent.uji.es/jordi/videos/?tubepress_video=13057715&tubepress_page=1



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada